Economía digital: La información quiere ser gratuita

La economía digital, principalmente desde la masificación de Internet en el mundo, tiene un razonamiento distinto desde el punto de vista comercial o de negocios, si es que quisiéramos llamarlo así.

Leyendo a Chris Anderson, en su libro “Gratis- El futuro de un precio radical”, se acuña una frase de Stewart Brand, escritor y fundador de la comunidad virtual WELL, que en 1984 anticipó el fenómeno de la economía digital: 

“Por un lado, la información quiere ser cara, porque es muy valiosa. La información adecuada en el momento adecuado, simplemente te cambia la vida. Por otro, la información quiere ser gratuita, porque el coste de hacerla pública se está reduciendo continuamente. De manera que ahí están las dos luchando entre sí”.

Esta frase, marcó un antes y un después en lo que sería la economía digital. Brand estaba en lo cierto, la información quiere ser gratuita y hoy, en la mayoría de los casos, es gratuita. ¿Por qué hoy es posible que las personas puedan acceder a información de valor desde sus teléfonos celulares sin realizar un pago de por medio? La información es gratuita, hoy las personas, conectadas en gran parte del día a Internet, no pagan por la información, sino que hacen todo lo posible por no pasar por el acceso de registro, sin entregar datos y con cierto temor a pagar por información.

Es un debate sumamente interesante. Algunos podrán estar en contra, principalmente ejecutivos de medios de comunicación y estrategas digitales, quienes todavía están esperanzados en que las personas sean capaces de pagar por información, por contenido exclusivo que no encontrarán en otro sitio web o Red social.

Creo que una vez más Chris Anderson, y en este caso citando a Stewart Brand, están comprendiendo que la economía digital debe tener una reformulación radical. Todos los que trabajamos realizando estrategias digitales y analizando las acciones de las personas en Internet, debemos entender que los negocios digitales no pasan por el cobro de un contenido.

Adelantarse a las tendencias resulta ser un desafío demasiado complejo. Sin embargo, poco a poco los usuarios están demostrando que no quieren pagar, evitan al máximo la palabra “pago” en una web. Una pregunta para reflexionar ¿Cuántos de los que están leyendo esta columna están suscritos a un pago por contenido en Internet? ¿La mayoría de sus aplicaciones son gratuitas?

Espero sus opiniones para seguir generando conocimiento colectivo!  

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar